Los gusanos de Marte


Era un día despejado como cualquier otro, con el cielo anaranjado y una brisa helada que recorría la enorme estepa marciana. A lo lejos se escuchó un ruido extraño, ¡el ruido de un taladro!. Es el primer agujero hecho por el hombre en la superficie de otro planeta. No fue un astronauta quien lo hizo, sino el robot Curiosity de la NASA que desde que aterrizó en Marte en Agosto pasado ha llevado a la exploración espacial a otro nivel–uno mas invasivo.

Imagen panorámica tomada en Marte por el robot Curiosity en el sitio llamado "Rocknest". Cortesía de NASA/JPL-Caltech/Malin Space Science Systems.

Imagen panorámica tomada por el robot Curiosity en el sitio llamado Rocknest. Cortesía de NASA/JPL-Caltech/Malin Space Science Systems.

 El pasado 20 de Febrero el Curiosity tomó una muestra del suelo de Marte al hacer un pequeño orificio de 6 centímetros de profundidad, obteniendo algo así como una cucharada de piedra molida. El polvo extraído es de color gris (como se puede ver en la foto de abajo) a diferencia de la capa rojiza de oxido que cubre el planeta entero.

El Curiosity cuenta con su propio laboratorio integrado, y como el análisis de este material está en proceso,  los resultados podrían salir a la luz en pocos días.

La primer muestra de roca obtenida con un taladro en la superficie de Marte no se ve tan roja porque este material no está expuesto a los procesos de oxidación que ocurren en la superficie. Cortesía NASA/JPL-Caltech.

Pero, ¿porqué tanto interés en Marte?

Se han mandado varias misiones, desde los Viking en los 70’s, y el pequeño cochecito de control remoto Sojourner a finales de los 90’s. Marte es el planeta favorito para los cuentos de ciencia ficción y conspiraciones gubernamentales tipo X-files, pero sobre todo, Marte está cerca, tiene montañas y cañones como la Tierra, y con un poco (o un mucho) de trabajo de ingeniería podría convertirse en nuestro segundo hogar. Se ha encontrado agua en sus polos, se ha documentado su clima y hasta sabemos el porque de su característico color rojo, pero, ¿dónde está su flora y su fauna?.

La motivación para seguir haciendo un montón de agujeros mas es para ver si podemos contestar una pregunta elemental para la humanidad: ¿Hay o hubo alguna vez vida en Marte?

El meteorito Allan Hills 

El 7 de Agosto de 1996 la NASA anunció en un comunicado de prensa, que aparentemente se habían encontrado fósiles de organismos microscópicos incrustados en un meteorito proveniente de Marte. Este meteorito, bautizado como Allan Hills 84001 (ALH 84001), fue encontrado en la Antártica en los años ochentas y analizado posteriormente por varios grupos desde entonces.

En el artículo publicado originalmente en la revista Science, el Dr. David McKay y su equipo encontraron moléculas orgánicas (conocidas como hidrocarburos aromáticos policíclicos), así como estructuras complejas similares a bacterias terrícolas.

Estructura microscópica encontrada en el meteorito de ALH84001 (Imagen de archivo de la NASA).

Estructura microscópica encontrada en el meteorito de ALH84001 (Imagen de archivo de la NASA).

La imagen que pondría al mundo de cabeza mostraba una especie de gusanillo marciano, visto por medio de un microscopio de barrido electrónico.  De paso habría que decir que los “fósiles” fueron datados con carbono 14 y otros trazadores encontrando que tenían una edad de 3.6 miles de millones de años!.

Uno nunca sabe que puede venir incrustado en un objeto que cayó del cielo, por eso es muy importante dejar que un profesional analice ese trozo del meteorito de Chelyabinsk que Usted compró por internet. De paso podría averiguar si es real y no una simple piedra.

Por supuesto hubo un gran revuelo en los medios. Hasta la revista Time pregonaba en su portada “Vida en Marte”.

Portada de la revista Time del 19 de Agosto de 1996 (colección personal).

Portada de la revista Time del 19 de Agosto de 1996 (colección personal).

Sin embargo, hubo muchas opiniones cruzadas al respecto, y criticas muy duras. La base de datos del Observatorio Smithsoniano tiene 371 artículos científicos relacionados con los hallazgos en el meteorito ALH 84001. Entre las principales razones en contra de que esto fuera una prueba de que alguna vez existió vida en Marte, está el que existen otros procesos que podrían producir las estructuras observadas, como exponer los minerales a  temperaturas muy altas.

En un trabajo mas reciente la Dra. Kathie Thomas-Keprta publicó un nuevo estudio que reforzaba la hipótesis de que estas estructuras tendrían que haber sido formadas por organismos vivos.

La controversia continúa, pero la toma directa de muestras como las que está realizando el Curiosity son decisivas, y quien sabe, hasta podría sorprendernos a todos y encontrar algo vivo.

Los dejo con una animación muy al estilo Pixar (no, no es Wall-E!), que muestra varias fases de la misión, desde su aterrizaje hasta la forma en que usa su pequeño taladro y recorre el terreno.

Un comentario en “Los gusanos de Marte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s