El noveno planeta


Oficialmente, Plutón es un planeta enano, pero muy pronto podría volver a las ligas mayores.

discovery telescope

Edificio que alberga al telescopio de 13 pulgadas con el que se descubrió Plutón. Observatorio de Lowell en Arizona, EE.UU.

Hace 85 años en este edificio de piedra, un joven de Kansas pasaba las heladas noches de invierno tomando fotografías del cielo. Su nombre era Clyde Tombaugh y buscaba al misterioso planeta X. Su determinación le costó dos dedos que perdió por congelamiento; sin embargo, dos dedos no importan cuando se ha encontrado el camino a la inmortalidad.

El planeta X

Después del descubrimiento de Urano en 1781 por Sir William Herschel y debido al peculiar movimiento que tenía alrededor del Sol, se dijo que debería existir (al menos) otro planeta en el Sistema Solar. John Couch Adams y U. J. Leverrier calcularon cada uno por su cuenta dónde se podría encontrar ese planeta que perturbaba la órbita de Urano, y gracias a las observaciones de J. G. Galle del Observatorio de Berlín, Neptuno fue finalmente encontrado en 1846. Pero ¿era Neptuno el último planeta?

Percival Lowell era un acaudalado bostoniano que estaba fascinado con la idea de que hubiera otros planetas allá afuera esperando ser descubiertos. Construyó su propio observatorio en una colina a las afueras de Flagstaff, un típico pueblo del oeste americano al norte de Arizona. Basándose en las observaciones del catálogo de cometas de Galle que mostraba una sobrepoblación de objetos a una distancia de 50 Unidades Astronómicas (U.A.) del Sol, propuso que ahí debería haber otro planeta (una Unidad Astronómica es la distancia que hay de la Tierra al Sol y equivale aproximadamente a 150 millones de kilómetros).

Empeñado en encontrar al planeta X, Lowell dedicó su fortuna y sus últimos días a esta ambiciosa tarea. Tras su muerte en 1916, V. M. Slipher tomó la dirección del observatorio y se aseguró de que la búsqueda continuara. En 1929 contrató a Tombaugh como asistente del observatorio para que realizara la dura tarea de tomar las fotografías y comparara a ojo cada una de ellas.  Así, el 18 de febrero de 1930, tras inspeccionar cientos de placas fotográficas Tombaugh notó que había un pequeño puntito que se había movido de lugar ¡había encontrado a Plutón!

Obviamente el nombre llegó después. Al observatorio le llegaron miles de propuestas, pero finalmente se decidieron por la de una niña de 11 años de nombre Venetia Burney que sugirió el nombre del dios del inframundo. Otra razón por la que se decidieron a bautizarlo como Plutón fue porque el símbolo del planeta ♇ (una P con una L) formaba las iniciales de Percival Lowell.

 ¿Es un planeta o no?

Cuando yo iba en la escuela, Plutón formaba parte de los demás planetas del Sistema Solar. Eso cambió en el año 2006 cuando la Unión Astronómica Internacional (UAI) decidió sacarlo de la lista “por enano”.

Comparación del tamaño de los planetas del Sistema Solar. La distancia no está a escala. Crédito: Lunar and Planetary Institute.

Comparación del tamaño de los planetas del Sistema Solar. La distancia no está a escala. Crédito: Lunar and Planetary Institute.

No es la primera vez que esto sucede. La palabra planeta en griego  (πλανήτης) significa “vagabundo” o “errante”. Esta definición, la primera, viene del hecho de que en el cielo nocturno las estrellas se encuentran aparentemente fijas formando las constelaciones mientras que los planetas son “estrellas que vagan” entre las constelaciones. Fue ese movimiento lo que fascinó a los antiguos observadores quienes trataban de descifrar el mensaje de los dioses.

A simple vista podemos ver cinco planetas: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. Es hasta que se inventa el telescopio que se descubren los otros tres: Urano, Neptuno y Plutón. Pero ahí no acaba la feria de planetas. A partir de los años 90’s, gracias a observaciones más profundas, se empiezan a descubrir un montón de objetos mas allá de la órbita de Plutón: Eris, Makemake, SednaQuaoar, HaumeaVarunaOrcus

Entonces, ¿cuántos planetas tiene el Sistema Solar? Depende de la definición. Si pensamos que cualquier cosa que gira alrededor del Sol podría ser considerado un planeta, entonces tal vez el Sistema Solar tenga miles. Incluso algunos asteroides podrían considerarse planetas. La UAI tenía que responder esa pregunta y decidió hacer una distinción más restrictiva. Un planeta es:

1) Un objeto cuya órbita gira alrededor del Sol.

2) Tiene suficiente masa para que su auto-gravedad se anteponga a fuerzas de cuerpo rígido y tome una forma de equilibrio hidrostático (en pocas palabras, es redondo).

3) Ha barrido los alrededores de su órbita.

Plutón siempre fue muy raro; su órbita está inclinada 17 grados con respecto al plano donde se mueven los demás planetas, y es tan ovalada que cuando está más lejos del Sol (afelio) se encuentra a 49 U.A. de distancia (muy cerca de las 50 U.A. que decía Lowell), pero cuando está más cerca del Sol (perihelio) se encuentra a 30 U.A., más cerca incluso que Neptuno.

Otra particularidad son sus lunas. Caronte, la más grande, es de la mitad del tamaño que él, lo que hace que Plutón y Caronte se comporten como un sistema binario donde los dos giran alrededor de un centro de masa común. La diferencia con el sistema Tierra-Luna por ejemplo, es que la Luna gira alrededor de la Tierra. Lo mismo sucede con las lunas de los demás planetas. Finalmente Plutón tampoco cumple el tercer requisito, pues su órbita está llena de muchos objetos pequeños al encontrarse dentro del cinturón de Kuiper. En los últimos años se ha descubierto que Plutón (y Caronte) tienen otras cuatro lunas: Nix, Hidra, Cerbero y Estigia.

Plutón y Caronte junto con las lunas Hidra y Nix. Imagen cortesía de HST...

Imagen del Telescopio Espacial Hubble de Plutón y Caronte (al centro y abajo respectivamente) junto con las lunas Hidra y Nix (puntos a la derecha). Cerbero y Estigia no se alcanzan a distinguir. Crédito: NASA, ESA, H. Weaver (JHU/APL), A. Stern (SwRI) y el equipo de búsqueda de compañeros de Plutón del HST.

Después de la resolución de la UAI en el 2006 Ceres (que antes era un asteroide) se convirtió en planeta enano, es decir, cumple los puntos 1 y 2 pero no el 3 ya que se encuentra en el cinturón de asteroides y su órbita está llena de otros objetos además de él. Plutón, Eris, Haumea (que por cierto no es redondo) y Makemake se convirtieron en planetas enanos pero dentro de una categoría distinta, los plutoides: objetos “redondos” que giran alrededor del Sol en órbitas más allá de Neptuno y que no han barrido sus alrededores.

Otros no lograron pasar el filtro y se quedaron en espera de una designación más honrosa: Vesta (proto-planeta), Quaoar (objeto clásico del cinturón de Kuiper), Orcus (objeto tipo “plutino”), Sedna (objeto “desprendido”), Varuna (objeto clásico trans-neptuniano), Salacia (planetoide) y recientemente 2012 VP113 (aún sin nombre mitológico ni clasificación, pero considerado el objeto más lejano encontrado hasta ahora a 83 Unidades Astronómicas ). La lista sigue, y seguramente hay mas objetos allá afuera que dioses mitológicos.

Luego está el caso de los planetas extrasolares o exoplanetas, que son casi cualquier cosa que gire alrededor de una estrella, que mantenga su propia gravedad, sea redondo y se haya formado como parte de la evolución de una estrella o estrellas.

Todas estas definiciones son confusas y hasta un poco arbitrarias. No parece justo que una bola de materia cualquiera por el simple hecho de girar alrededor de otra estrella sea considerada (exo-)planeta cuando Plutón no lo es. Al menos él tiene derecho de antigüedad. Como dijo Alan Stern: “un chihuahua sigue siendo un perro, Plutón debe seguir siendo un planeta”.

Voto por voto, planeta por planeta

Para los astrónomos del Observatorio de Lowell no importa la resolución de la UAI, Plutón es el noveno planeta. Es tan importante que declararon al 2015 como el año de Plutón. Exigen un recuento, y podría ser que logren poner al menospreciado plutoide de vuelta en los libros de texto. Para empezar a hacer presión, el pasado 22 de septiembre se llevó a cabo un debate en el Centro Harvard-Smithsoniano de Astrofísica en Massachusetts, Estados Unidos, para discutir cual era la mejor definición de planeta. Al final, los ahí presentes votaron con una gran mayoría por el regreso de Plutón a la categoría de planeta.

Con la llegada de la nave de New Horizons a las cercanías de Plutón en julio, las cosas se van a poner interesantes, y dado que en agosto se realiza la Asamblea General de la UAI, los resultados de la misión podrían hacer cambiar de parecer a más de alguno. 

Visión artística de la nave New Horizons llegando a Plutón, con Caronte al fondo. Crédito: Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute (JHUAPL/SwRI).

Nuevos Horizontes

¿Cómo será Plutón? Las mejores imágenes actuales muestran apenas algunos detalles. Sabemos que tiene una atmósfera de nitrógeno, monóxido de carbono y metano que cambia con las estaciones, pero no sabemos si hay montañas, cráteres, o incluso vida. Conforme New Horizons se aproxime a Plutón, podremos ver fotografías de su superficie con un nivel de detalle imposible de alcanzar desde la Tierra. Solo hay que ver las imágenes que Rosetta ha enviado del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko para hechar a volar nuestra imaginación. Si un trozo de hielo de cuatro kilómetros tiene dunas y acantilados ¡cuántas cosas se podrían encontrar en un mundo de más de 2300 kilómetros de diámetro!

La misión New Horizons de la NASA zarpó hace nueve años hacia el “ultimo planeta”. Después de un largo período en hibernación, la despertaron con la sorpresa de que ahora se dirigía a uno de los muchos planetas enanos que hay más allá de Neptuno. Plutón está tan lejos que una vez que las cámaras tomen las fotos la señal tendrá que viajar por el vacío durante más de cuatro horas antes de llegar a la Tierra para que las podamos ver.

Hoy, las cenizas de Clyde Tombaugh viajan a bordo de New Horizons. Aunque de forma metafórica, Clyde será el primero en ver de cerca el planeta que él mismo descubrió.

Clyde Tombaugh en la entrada del telescopio de 13 pulgadas portando una placa fotográfica. Imagen de los archivos del Observatorio de Lowell.

Me gustaría mucho saber tu opinión sobre este tema. ¿En qué categoría de planeta crees que debería estar Plutón? puedes dejarme un comentario en la parte de abajo.

6 comentarios en “El noveno planeta

  1. Que yo sepa no hay ninguna propuesta oficial para la IAU de este año. Honestamente, creo que lo más sencillo es empezar a llamarle planeta a Plutón y ya. Después de todo, esa es la estrategia que usó Neil deGrasse Tyson cuando era director del Planetario Hayden en Nueva York: lo quitó del modelo del Sistema Solar antes de que la IAU tomara una postura oficial (porque como dice cierto PI de cierta misión a cierto planeta “enano”, IAU=Irrelevant Astronomical Union).
    Sobre el blog que me comentas, creo que conozco a Gerard… es mi jefe aquí en Lowell 😛

    • ¡Oh! No sabía que él es tu jefe, jejeje 😛 . ¡Cool! 🙂

      No estoy seguro que sea la IAU sea irrelevante… pero también reconozco que algunas veces le hacemos más caso que otras; e.g., somos muy cuidadosos en mantener los nombres de objetos del sistema solar que la IAU asigna, y advertimos a la gente de los abusadores que pretenden cobrar por ponerle nombre a estos objetos o a algunas estrellas, pero cuando se trata de nuestros propios artículos, no seguimos las convenciones de nombre o de cifras significativas en las posiciones de los objetos, o le cambiamos el nombre a ciertos objetos, o usamos nombres populares no oficiales en lugar de los nombres oficiales de catálogo. Lo que hizo NdGT con el modelo del sistema solar en el planetario donde trabaja es prueba (un poco irónica) de lo poco que a veces nos importa lo que diga o no diga la IAU.

      Sí creo que es necesario una convención en términos de la clasificación de los objetos en nuestro sistema solar, pero no estoy de acuerdo en la definición de planeta adoptada ni en la forma en que fue adoptada, en especial a la luz de lo que comenzamos (poco a poco) a saber sobre exoplanetas y sobre el cinturón de Kuiper en nuestro sistema solar. Admito que solía ser un fiel defensor de la categoría de planeta enano, hasta que me decidí a leer un poco más al respecto… y creo que la clasificación necesita mejoras para adecuarse a las evidencias.

      Mi postura es más o menos intermedia: podríamos dejar el término planeta como algo más o menos genérico: objetos que giran alrededor de una estrella y que no son estrellas en sí mismos; que no giran alrededor de otro objeto que gira alrededor de una estrella (i.e., no son satélites); y que se sostienen por equilibrio hidrostático (son razonablemente redondos). Esto evita convertir a todos los asteroides (y posiblemente un montón de objetos de Kuiper) en planetas, pero mantiene a Ceres, Plutón, Eris, etc. como planetas.
      A la par, sostengo que considero necesaria una convención sobre la clasificación de los planetas en general, no sólo los de nuestro sistema solar, sino todos los planetas, incluyendo los exoplanetas que hemos ido conociendo en las últimas dos décadas.

      Irónicamente, el criterio de “despejar su órbita” o “dominancia orbital” parece haber venido originalmente de un paper Alan Stern (PI de New Horizons) años antes de la definición de la IAU, quien está en contra de esta definición.

      • También hay otro problema con la definición en exoplanetas. Por ejemplo, tengo entendido que no hay un límite de masa bien establecido entre un “Júpiter” gigantesco (un planeta) y una enana café (una estrella?) Pero bueno, de eso se trata la ciencia, de buscar respuestas. Lo que no me gusta es que se use el término “planeta enano” como una definición inamovible y dogmática. Además de que es confuso pues mucha gente piensa que al ser Plutón un planeta enano sigue siendo planeta, pero en realidad “planeta enano” no es una sub-categoría de planeta, es una categoría aparte…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s