Micpapalotl

20 de junio del 2029, República de la Libertad

(35.2245, -111.8755).

Nadie me cree. De cierta forma lo entiendo porque yo misma no quiero creerlo. Calculé varias órbitas con la esperanza de que no fuera cierto, pero Leo respondía con su voz sensualizada: “probabilidad de impacto con la Tierra igual a 0.9873”.

Su intransigencia me sacaba de quicio. Le grité un par de veces llena de frustración que debía de haber un error, que seguramente estaba haciendo algo mal, hasta que me recordó que mi comportamiento agresivo iba a ser registrado en mi perfil ciudadano. Traté de convencerlo de que no me reportara, como si se pudiera convencer a un algoritmo arcaico de entrar en razón. Luego le dije que detuviera el proceso y que volveríamos a correr la simulación una vez que encontrara más datos.

Mientras mis esperanzas se hundían recordé aquellos años cuando estaba en la Universidad. Mis compañeros se burlaban diciendo que estudiar astrofísica era una pérdida de tiempo. Con todos los telescopios robotizados ya nadie necesitaba astrónomos; Era una “ciencia muerta”. Yo bromeaba diciendo que algún día descubriría el cometa que se estrellaría con la Tierra y acabaría con la humanidad.

Ya no me daba risa.

Sigue leyendo

Chicxulub y los dinosaurios

El año antepasado estuve nadando sobre el cráter que dejó un meteorito hace 66 millones de años; En aquél momento no lo sabía.

Progreso

Los primeros dinosaurios caminaron sobre la Tierra hace más de 230 millones de años, y sus fósiles se encuentran solamente en las capas del subsuelo que comprenden los períodos Triásico, Jurásico y Cretácico. Los últimos fósiles desaparecen repentinamente, lo que supone un evento de extinción masiva al final de la era Mesozoica. Sigue leyendo

Asteroides a la vista

En estos momentos cientos de asteroides potencialmente peligrosos amenazan con caer en nuestro planeta –los más cercanos a la Tierra se monitorean para calcular sus órbitas y anticipar un impacto de nefastas consecuencias–.

Credito: Asteroids ®© 1979 Atari interactive, Inc.

Asteroids ®© 1979 Atari interactive, Inc.

El protagonista de las últimas noticias 2012 DA14,  así como el infame 99942 Apophis ya reanimaron a los fanáticos del fin del mundo que seguramente quedaron decepcionados la navidad pasada.

La verdad es que el programa de la NASA de objetos cercanos (NEO por sus siglas en ingles) encuentra objetos nuevos todo el tiempo, incluidos algunos cometas, pero esta es la primera vez que se predice el encuentro con un asteroide a tan corta distancia y con tan buena precisión.

El próximo viernes 15 de Febrero a las 13:25 hora del Centro de México, 2012 DA14 pasará a una distancia de 27, 700 kilómetros de la superficie de nuestro bello planeta. Esto es más cerca que algunos satélites de posicionamiento global (GPS) y diez veces más cerca que la Luna, que está en promedio a 384,000 kilómetros.

Orbitas del asteroide 2012 DA14 en azul con respecto a la órbita de la Tierra y los planetas interiores del sistema solar, así como su posición actual (puntos azul y verde respectivamente).Cortesía de NASA/JPL-Caltech

Posición actual del asteroide 2012 DA14 en azul con respecto a  la Tierra (puntos azul y verde respectivamente).
Cortesía de NASA/JPL-Caltech

Pero no es tan cerca como para preocuparse o esperar ver una enorme roca surcando el cielo. 27,000 kilómetros equivalen a dos veces el díametro de la Tierra, es decir que entre el asteroide y nuestras cabezas todavía cabrían dos Tierras una al lado de la otra colocadas como bolas de billar.

Para compararlo con algo que están realmente cerca, la Estación Espacial Internacional se encuentra en una órbita a 386 kilómetros de altura, y el salto estratosférico de Felix Baumgartner fue desde una altura de 39 kilómetros. Y aunque 2012 DA14 va a pasar por en medio de todos los satélites de comunicaciones es muy poco probable que choque con alguno. Véanlo de esta forma, si los satélites fueran una nube de mosquitos, traten de pegarle a uno con una piedra.

Desafortunadamente (o afortunadamente para nuestra tranquilidad) los que vivimos del lado americano del mundo no podremos ver el paso del asteroide porque durante su punto más cercano sobrevolará el océano índico como se muestra en el siguiente video.

2012 DA14 mide 46 metros –un poco menos que una alberca olímpica– y está compuesto principalmente de roca. Un asteroide como éste causaría una explosión de 7 Megatones en la atmósfera antes de fragmentarse por lo que no dejaría un cráter. La onda de choque derribaría algunos edificios y todos los árboles a varios kilómetros a la redonda, además de que la explosión se escucharía a cientos de kilómetros. Si cayera en el océano (que es lo más probable ya que la superficie de la Tierra  está cubierta en su mayor parte por agua), crearía un tsunami de… 10 centímetros.

Si no están muy convencidos pueden ir a la página de Impact Earth de la Universidad de Purdue para jugar con los parámetros del simulador hasta encontrar la catástrofe de sus sueños.

En resumen: El asteroide 2012 DA14 no causaría una extinción masiva ni habría necesidad de llamar a Bruce Willis para salvarnos. Su órbita se conoce con precisión y se sabe con certeza que no chochará con la Tierra.

Entonces, ¿porqué tanto alboroto?

Eventos como este son raros, y muchos telescopios estarán apuntando al asteroide para afinar los cálculos de la órbita, conocer su estructura e identificar su composición. El radar Goldstone de la NASA situado en el desierto de Mojave seguirá a 2012 DA14 del 17 al 20 de Febrero para obtener una imagen en 3D, como lo hizo con el asteroide Toutatis en Diciembre.

De Armageddon a la minería espacial.

Los asteroides están compuestos principalmente de  silicatos, hierro y agua,  y en menor proporción de metales como Platino, Iridio, Paladio y Oro. Hay millones de asteroides flotando allá afuera, una enorme fuente de recursos poco abundantes aqui en la Tierra.

Piénsenlo, si un asteroide cae cerca -y no encima de ti-, literalmente te habría caído del cielo una mina de oro.

Donde los pesimistas ven una amenaza, los emprendedores ven una oportunidad. Así la carrera espacial se ha convertido en una empresa salida de los libros de ciencia ficción, y dos compañías ya están listas para arrancar: Deep Space Industries y Planetary Resources. Más allá del negocio, estos proyectos han sido creados por visionarios. La idea es explotar los yacimientos minerales para abastecer de materias primas a la industria de la exploración espacial. Crear bases en el espacio que sean autosuficientes sin tener que recurrir a las minas terrestres, que además le hacen mucho daño a nuestro medio ambiente.

Tal vez en algunos años habrá naves viajando  a través del cinturón de asteroides, no armadas con poderosos rayos destructores de OVNIS como en el juego de ATARI,  sino con taladros y equipo de extracción.

 *Actualización*

Aqui está el video con la imágenes de radar del asteroide 2012 DA14. Este asteroide pasó de largo y NO causó ningún daño.

En una desafortunada coincidencia, un meteorito de aproximadamente 15 metros cayó en Rusia causando mas de mil heridos, principalmente por los vidrios que se rompieron con la onda de choque que se produjo cuando explotó en el aire. Ya se han recobrado algunos fragmentos pero no se formó ningún crater con el impacto (la foto que circula en internet no es la de un crater,  es un hoyo en el lago congelado de Chebarkul, y seguramente se derretirá con la primavera).