Eclipse Total, 21 de Agosto 2017

Cuando tenía 12 años vi un eclipse total de Sol. Para que nunca se me olvidara esa increíble experiencia hice un dibujo en mi calendario.
Calendario1991

Era el 11 de julio de 1991. Aquél eclipse fue el “Gran eclipse de México” pues la sombra de la Luna cruzó el país entero, entrando por el las costas de Baja California y alejándose por el sureste. Yo no tuve que viajar a ningún lado. El eclipse se posó sobre mi cabeza.

Sigue leyendo

χ-Cygni, una estrella maravillosa

En la constelación del cisne hay una estrella que aparece cada 400 días, para luego perderse en el resplandor de la Vía Láctea.

Imagen reconstruida de χ-Cygni que muestra el cambio de tamaño de la estrella en cuatro épocas distintas. Crédito: Lacour et al 2009.

Cuando me preguntan a qué me dedico, les digo que mido estrellas.  La conversación suele ser más o menos así:

Alguien:– Entonces ¿eres astrónoma?

Yo: –sí

–Ah… y ¿qué es lo que haces?

– Estudio estrellas Mira…[silencio]… estrellas variables. Son estrellas que cambian de brillo con regularidad. Las que yo estudio son estrellas muy viejas que pulsan y por eso a veces se ven más brillantes y a veces se ven más tenues.

–Y, ¿eso tiene que ver con las reacciones nucleares que suceden en el núcleo de las estrellas? (esto me lo dijo el encargado de un taller de bicicletas). Sigue leyendo

Eclipse parcial de Sol (23 de octubre)

Espero que hayan podido ver el eclipse de ayer, aquí les dejo mis fotos editadas, corregidas y aumentadas. Es la primera vez que tomo fotos durante un eclipse y tuve que experimentar mucho para conseguir que se vieran como yo quería. Ésta, es una selección de las mejores (o menos malas) de las casi 100 que tomé. Hacia el final del eclipse se nubló totalmente y ya no pude tomar más. La mancha que se alcanza a ver en el Sol es una zona muy activa, denominada 2192, que consiste en 62 manchas más pequeñas. Aunque pequeñas, es un decir, toda la región es tan grande como el planeta Júpiter y cubre 0.27% del hemisferio visible del Sol, o en unidades más terrenales, unos 8 mil millones de kilómetros cuadrados. Hasta el momento de escribir esta nota, la región 2192 había emitido 15 llamaradas de clase M y otras tres de clase X, todas en la última semana.

El Sol en una caja de zapatos

El jueves 23 de octubre la sombra de la Luna nueva se proyectará sobre Norteamérica, produciendo un eclipse parcial de Sol al atardecer.

Eclipse23Oct2014

Imagen simulada con Stellarium. Venus se encontrará muy cerca ¿crees que puedes encontrarlo?

El último eclipse del año será visible solamente en Canadá, Estados Unidos y México (podría llamarse eclipse TLC), y aunque es un eclipse parcial, éste vale mucho la pena pues en algunos lugares transcurre durante la puesta del Sol. Sigue leyendo

Superluna y Minisol

A veces, cuando la Luna está más cerca se ve más grande y dicen que es una “Superluna”. ¿Pasará lo mismo con el Sol?

En 1609 Johannes Kepler escribió en su libro Astronomia nova:

Orbitam PLANETÆ non esse circulum, sed figuræ ovalis (La órbita del planeta no es un círculo, sino de forma ovalada).

Aunque él se refería a Marte, esta afirmación dio paso a la ahora conocida primera ley de Kepler: “Todos los planetas se desplazan alrededor del Sol describiendo órbitas elípticas. El Sol se encuentra en uno de los focos de la elipse”. Esta ley, que recitamos como el padre nuestro durante nuestros cursos de física, se cumple para todos los objetos que giran alrededor de otro más grande,  incluyendo al sistema que forma la Tierra con la Luna.

Sigue leyendo

Trópico de Cáncer

A mitad del desierto hay una bola de cantera que anuncia al viajero que está cruzando el paralelo 23.45; El último lugar donde podrá ver al Sol en el cenit si sigue su camino hacia el norte. 

Tropico1

Siempre que voy a Monterrey a ver a mi abuela paso por este lugar. Me parece un poco místico, y al mismo tiempo, un poco olvidado. Me pregunto cuantas personas cruzan el Trópico de Cáncer y sienten nostalgia por sus hogares, tal vez muy lejos de ahí. Sigue leyendo

Eclipse y crucifixión

Era ya como la hora sexta, y las tinieblas cubrieron toda la tierra hasta la hora novena, se oscureció el sol y el velo del templo se rasgó por la mitad.

Lucas 23: 44-45

Eclipse_curcifixion

 El otro día encontré  en una de esas tiendas que venden libros usados una revista  Astronomy  de 1994. Creo que tenía ahí mucho tiempo porque el encargado me la dejó en 5 pesos. La estaba hojeando y encontré un artículo sobre la película Barrabás de 1961, dirigida por Richard Fleischer y protagonizada por Antony Queen. ¿Y esto qué tiene que ver con la astronomía? Sigue leyendo

El cometa que regresó del inframundo

–El infierno–, así debe sentirse la corona solar.

Imagen del Sol obtenida con el Solar Dynamics Observatory durante el momento del perihelio del cometa ISON (que no aparece en la foto). Datos cortesía de la NASA/SDO, HMI, y AIA.

Imagen del Sol obtenida con el Solar Dynamics Observatory durante el momento del perihelio del cometa ISON (que no aparece en la foto). Datos cortesía de la NASA/SDO, HMI, y AIA.

Ayer fue el día de gracias en Estados Unidos, pero para la comunidad astronómica era el día en que el cometa ISON alcanzaría su perihelio. Después de un viaje de millones de años, ese pequeño cuerpo congelado se acercó demasiado al Sol. Como a Ícaro que se le quemaron sus alas, al ISON se le quemó la cola (aunque suene a chiste). Sigue leyendo

Las pecas del Sol

El pasado 1 de octubre una Eyección de Masa Coronaria golpeó la Tierra y produjo auroras boreales visibles hasta el norte de California en  Estados unidos. Aunque no es un caso excepcionalmente raro, lo cierto es que podemos esperar mas eventos de este tipo en los próximos meses conforme el Sol se aproxima a su máximo de actividad.

El miércoles pasado me di a la tarea de fotografiar el Sol. Saqué mi cámara, le puse un filtro de Rainbow symphony y me quedé contemplando el atardecer a un lado de la carretera. A las 7:18 pm empecé la secuencia de fotos y me di cuenta que a pesar de mis esfuerzos por encontrar una línea de visión clara, los cables de la luz seccionaron mi disco solar como si fuera un pay de piña.

En esta foto podemos ver tres manchas solares con sus números de identificación (1579, 1582 y 1584), y su tamaño comparado con el tamaño de Júpiter y la Tierra. Crédito: Solar and Heliospheric Observatory (http://sohowww.nascom.nasa.gov/).

El Sol, como todo en esta vida, tiene sus ciclos. Y es que nuestra estrella no resultó tan perfecta como Aristóteles creía pues de vez en cuando aparecen manchas en su superficie. Estas manchas siguen un patrón de actividad que se repite aproximadamente cada 11 años, y el ciclo en el que estamos ahora  alcanzará su máximo en el otoño del 2013.

En algunas ocasiones las manchas solares se pueden ver a simple vista cuando hay una espesa neblina que evita que el resplandor del Sol nos deje ciegos (es muy importante recordar que NUNCA se debe mirar directamente al Sol porque dañaríamos nuestros ojos de manera permanente).

La manera más segura de ver las manchas solares es por medio de internet. En la página del Observatorio Heliosférico Solar de la NASA (SOHO) se pueden ver las imágenes tomadas por el satélite casi de manera instantánea. Las manchas solares son regiones de intensa actividad magnética con temperaturas mas bajas que en el resto de la fotosfera, por eso se ven mas oscuras. Pero el que estén mas “frías” no impide que hiervan, por el contrario, las manchas son el primer aviso de que una tremenda erupción se está cocinando. Estas erupciones, que no vienen del fondo del Sol como en el caso de los volcanes sino de una capa mas alta, y se llaman Expulsiones de Masa Coronaria (la corona solar es una región mucho más caliente y turbulenta que vemos como un halo durante un eclipse total). Tan solo esta semana se produjeron cuatro eyecciones, dos de ellas dirigidas hacia nosotros. Cuando esto sucede, un montón de partículas cargadas se encuentran con el campo magnético de la Tierra y producen auroras boreales cerca de los polos.  Como son tormentas magnéticas, las redes eléctricas y los satélites de los que dependen nuestras comunicaciones son los principales afectados, es por eso que se mantiene un monitoreo constante del clima en el espacio. En la página www.spaceweather.com uno puede suscribirse para recibir alertas en el celular cuando un evento de este tipo se acerca a la Tierra. Claro que si el satélite que le manda la información a su celular se daña, tal vez no sirva de mucho.

Detalle de una imagen de la corona solar tomada en el ultravioleta extremo (171 angstroms). Aquí podemos ver los bucles que unen dos regiones magnéticas de cargas opuestas. La temperatura característica de esta región es de un millón de grados (Kelvin, pero para fines prácticos en Celsius o Farenheit da igual). Credito: NASA Solar Dynamics Observatory (http://sdo.gsfc.nasa.gov).

Si lo que queremos es alta definición, la página del Observatorio de Dinámica Solar de la NASA SDO cuenta con imágenes en varias longitudes de onda a las que se les puede hacer acercamientos y ver con un detalle impresionante la superficie del Sol.

Yo por lo pronto me quedo satisfecha de haber conseguido las fotos que quería. No solo logré atrapar dos manchas solares, sino que también me quedé con las siluetas de los árboles en el horizonte guardadas para la posteridad.