A un año del sobrevuelo

La nave New Horizons se encuentra a más de cinco mil millones de kilómetros de la Tierra rumbo a su próximo objetivo en el cinturón de Kuiper, un objeto conocido como 2014 MU69. ¿Qué hemos aprendido de este mundo congelado?

Color-Swath-USE-12-10-15

Imagen de Plutón tomada con la sonda New Horizons de la NASA el 14 de julio del 2015. Esta franja de 80 kilómetros abarca planicies, montañas y barrancas. Un ejemplo de la gran diversidad en el terreno de este pequeño planeta. Crédito: NASA/JHUAPL/SwRI

Es difícil elegir una imagen o un resultado que refleje con justicia el trabajo de toda una década. Tan solo en el último año New Horizons nos ha enviado cientos de imágenes increíbles –postales de su viaje sin retorno– todas de gran calidad y con una resolución de apenas unos cuantos metros por pixel, algo nunca antes visto en una misión al espacio profundo.

Sigue leyendo

Plutón, el cometa.

La nave New Horizons sigue revelando más misterios sobre Plutón. Ahora encontró que tiene una cola de iones ¡igual que los cometas!

F1.large

Una lluvia de protones y neutrones provenientes del Sol se desvían al acercarse a Plutón debido a la interacción con su atmósfera. Crédito: Steve Bartlett y el Estudio de Visualización Científica de la NASA.

El último planeta, el primer cometa.

En 1755, casi un siglo después de que Isaac Newton publicara su Principia Mathematica, el filósofo alemán Immanuel Kant publicó su obra “Historia Natural Universal y Teoría de los Cielos”. En el primer capítulo plantea que, como los planetas se mueven en órbitas cada vez más excéntricas conforme se alejan del Sol, eventualmente los planetas más lejanos tendrán características propias de los cometas. Luego concluye que: Sigue leyendo

El planeta Nueve y el principio de incertidumbre.

En 1927 el físico alemán Werner Heisenberg propuso que, en mecánica cuántica, no se puede conocer al mismo tiempo la posición y la velocidad de una partícula con exactitud. ¿Sucederá lo mismo con los planetas? Tal vez solo con éste.

Orbits_1280_PlanetX2

Órbita del hipotético planeta Nueve, llamado también planeta X (equis como la incógnita, no X como el número romano 10) comparada con las órbitas de otros objetos trans-neptunianos. Crédito de la gráfica: A. CUADRA/SCIENCE

Tenía el plan perfecto: me levantaría a las cinco de la mañana, tomaría mi cámara y saldría rumbo al Crater de la puesta de Sol justo a tiempo para fotografiar la conjunción de los planetas con la Luna. Desafortunadamente el Universo tendría otros planes y el viernes por la tarde el mecánico dictaría la sentencia: Sigue leyendo

Recuento del año

Se acabó el 2015. Es hora de abrir las botellas y ponernos sentimentales.

Observatorio Lowell, Arizona

Observatorio Lowell, Arizona

Hace un año tomé esta foto del telescopio Clark y el mausoleo de Percival Lowell. Acababa de llegar al Observatorio para aceptar mi primer trabajo como astrónoma profesional. Estaba muy emocionada y pensaba escribir 200 papers, recorrer el Gran Cañon en bici y pararme en medio del cráter del meteorito Barringer que tiene más de un kilómetro de diámetro… Sigue leyendo

El día del sobrevuelo

La nave New Horizons acaba de sobrevolar el último de los planetas descubiertos en el siglo XX y el primero de una nueva categoría descubierta a principios del siglo XXI. 

Fotografía a color de Plutón tomada por la nave New Horizons el 13 de julio del 2015 cuando se encontraba a 768,000 km del planeta. Crédito de la imagen: NASA/Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory/Southwest Research Institute

En La víspera del sobrevuelo puse mi despertador a las 4:30 am para ver la transmisión de NASA TV. Normalmente a esa hora me encuentro en mi quinto sueño, pero en esta ocasión, la levantada valió la pena. La sala de prensa se inundó de emociones cuando una cuenta regresiva marcó el momento en que New Horizons se encontraba en su máximo acercamiento con Plutón a tan solo 12, 500 km de su superficie. Twitter explotaba con el hashtag #PlutoFlyby, ganándole incluso al Chapo Guzmán. Sigue leyendo

El noveno planeta

Oficialmente, Plutón es un planeta enano, pero muy pronto podría volver a las ligas mayores.

discovery telescope

Edificio que alberga al telescopio de 13 pulgadas con el que se descubrió Plutón. Observatorio de Lowell en Arizona, EE.UU.

Hace 85 años en este edificio de piedra, un joven de Kansas pasaba las heladas noches de invierno tomando fotografías del cielo. Su nombre era Clyde Tombaugh y buscaba al misterioso planeta X. Su determinación le costó dos dedos que perdió por congelamiento; sin embargo, dos dedos no importan cuando se ha encontrado el camino a la inmortalidad.

Sigue leyendo

Rosetta en los tiempos del cólera

El pasado 12 de noviembre la Agencia Espacial Europea aterrizó un robot en un cometa. Este enorme logro para la humanidad también puede ser un símbolo de esperanza en momentos difíciles.

Welcome

La sonda Philae en la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Abajo a la izquierda se puede apreciar una de las patas del robot. Imagen cortesía de ESA/Rosetta/Philae/CIVA

El jueves, mientras yo daba una plática sobre el futuro de la exploración espacial, el pueblo quemaba una efigie del presidente de la república. Mexico está en medio de una crisis social, un escándalo de corrupción que ya le ha costado la vida no solo a 43, sino a muchos más. Días antes cuando preparaba mi presentación para la Universidad Autónoma de Aguascalientes yo misma entraba en una crisis. ¿Cómo se hace para que a los habitantes de un país con tantos problemas les importe que una nave se pose sobre un cometa? o ¿cómo justificar el costo millonario de la misión Rosetta sin que se sientan ofendidos? Sigue leyendo

El telescopio ARKYD y su nueva misión: Exoplanetas.

Muestra de 1,235 planetas candidatos obtenida con la misión Kepler.Credito: Jason Rowe, NASA Ames Research Center and SETI INstitute

Este diagrama muestra como se verían los 1,235 planetas candidatos obtenidos con la misión Kepler (hasta marzo del 2011) si fueran ordenados de acuerdo al tamaño de la estrella anfitriona. El Sol se muestra a escala en la parte superior derecha con la silueta de Júpiter y de la Tierra. Hagan click en la imagen para verla con mejor resolución. Credito: Jason Rowe, NASA Ames Research Center and SETI INstitute

Hace unos días les hablé del ARKYD, un telescopio de 20 cm que la empresa Planetary Resources  planea lanzar al espacio con ayuda de donaciones públicas hechas por medio de kickstarter. Ayer, Planetary Resources alcanzó su meta al recaudar ¡un millón de dólares! El dinero será utilizado para financiar los costos de lanzamiento, crear una interfaz web para los usuarios y un programa de estudios para escuelas en todo el mundo.

Pero la aventura espacial no termina ahi, quedan 10 días de campaña y la empresa ha puesto nuevas metas:

  • Si juntan 1.3 millones de dólares, invertirán en una segunda estación de comunicaciones para aumentar la velocidad de descarga de los datos del telescopio a tierra.
  • Con 1.5 millones de dólares, todos los donadores que pagaron por un selfie podrán tener otra foto gratis tomada desde el laboratorio antes del lanzamiento. Esto permitiría ver el proceso de desarrollo y ensamblaje conforme avanza el proyecto.
  • Hay una meta sorpresa de 1.7 millones de dólares que será revelada cuando el proyecto alcance los 15,000 patrocinadores (al momento de escribir este artículo tenían 12,682).
  • Y de llegar a los 2 millones de dólares, se mejorarían los sistemas de estabilidad del telescopio para que ARKYD sea usado en el estudio de planetas extra-solares o exoplanetas.

exoplanets_big_ESP

Cuando un planeta pasa frente a su estrella anfitriona la eclipsa parcialmente y se dice que hay un tránsito (¿recuerdan el tránsito de Venus del año pasado?). Para un observador lejano parecería que el brillo de esa estrella disminuye momentaneamente. Este método para detectar planetas se llama “método del tránsito” y tiene la ventaja que nos da el tamaño del planeta. El problema es que para detectar los cambios en el brillo de la estrella necesitamos mucha precisión y las variaciones en la atmósfera de la Tierra hacen esta tarea casi imposible para los telescopios aqui abajo.

Chris Lewicky, presidente de la compañía e ingeniero en jefe, explicó que el ARKYD no buscará nuevos planetas, sino que observará algunos de los 3,216 candidatos que dejó la misión Kepler sin confirmar. 

En colaboración con la Dra. Sara Seager del Instituto Tecnológico de Massachusetts, se observarán sistemas estelares que se sabe que albergan planetas (detectados al estudiar la velocidad radial de la estrella), pero para los cuales no se han podido observar los tránsitos de éstos.

Hasta el día de hoy el archivo de exoplanetas de la NASA tenía registrados: 871 planetas alrededor de 674 estrellas, 134 sistemas con múltiples planetas y 2,926,636 curvas de luz de rastreos que utiliza el método del tránsito para encontrar posibles candidatos.

Debe haber muchos planetas allá afuera ¿no creen?. Para ir a la campaña y hacer tu donativo, has click aqui.

ARKYD: Un mini-Hubble de acceso público.

¿Donarías 25 dólares para ayudar a financiar el lanzamiento de un telescopio al espacio a cambio de que pusieran una foto tuya en la cubierta?

Imagen cortesía de Planetary Resources Inc.

Imagen cortesía de Planetary Resources Inc.

Todos hemos visto las imágenes obtenidas con el Telescopio Espacial Hubble: Nebulosas de colores, estrellas claras y brillantes, galaxias tan lejanas que apenas parecen tener forma.  Esta nitidez solo es posible cuando no hay atmósfera y vemos el Universo tal cual es sin distorsiones. Al poner un telescopio en el espacio nos podemos olvidar de si está nublado, y tampoco tenemos que esperar a que llegue la noche. Sigue leyendo

Los gusanos de Marte

Era un día despejado como cualquier otro, con el cielo anaranjado y una brisa helada que recorría la enorme estepa marciana. A lo lejos se escuchó un ruido extraño, ¡el ruido de un taladro!. Es el primer agujero hecho por el hombre en la superficie de otro planeta. No fue un astronauta quien lo hizo, sino el robot Curiosity de la NASA que desde que aterrizó en Marte en Agosto pasado ha llevado a la exploración espacial a otro nivel–uno mas invasivo.

Imagen panorámica tomada en Marte por el robot Curiosity en el sitio llamado "Rocknest". Cortesía de NASA/JPL-Caltech/Malin Space Science Systems.

Imagen panorámica tomada por el robot Curiosity en el sitio llamado Rocknest. Cortesía de NASA/JPL-Caltech/Malin Space Science Systems.

 El pasado 20 de Febrero el Curiosity tomó una muestra del suelo de Marte al hacer un pequeño orificio de 6 centímetros de profundidad, obteniendo algo así como una cucharada de piedra molida. El polvo extraído es de color gris (como se puede ver en la foto de abajo) a diferencia de la capa rojiza de oxido que cubre el planeta entero.

El Curiosity cuenta con su propio laboratorio integrado, y como el análisis de este material está en proceso,  los resultados podrían salir a la luz en pocos días.

La primer muestra de roca obtenida con un taladro en la superficie de Marte no se ve tan roja porque este material no está expuesto a los procesos de oxidación que ocurren en la superficie. Cortesía NASA/JPL-Caltech.

Pero, ¿porqué tanto interés en Marte?

Se han mandado varias misiones, desde los Viking en los 70’s, y el pequeño cochecito de control remoto Sojourner a finales de los 90’s. Marte es el planeta favorito para los cuentos de ciencia ficción y conspiraciones gubernamentales tipo X-files, pero sobre todo, Marte está cerca, tiene montañas y cañones como la Tierra, y con un poco (o un mucho) de trabajo de ingeniería podría convertirse en nuestro segundo hogar. Se ha encontrado agua en sus polos, se ha documentado su clima y hasta sabemos el porque de su característico color rojo, pero, ¿dónde está su flora y su fauna?.

La motivación para seguir haciendo un montón de agujeros mas es para ver si podemos contestar una pregunta elemental para la humanidad: ¿Hay o hubo alguna vez vida en Marte?

El meteorito Allan Hills 

El 7 de Agosto de 1996 la NASA anunció en un comunicado de prensa, que aparentemente se habían encontrado fósiles de organismos microscópicos incrustados en un meteorito proveniente de Marte. Este meteorito, bautizado como Allan Hills 84001 (ALH 84001), fue encontrado en la Antártica en los años ochentas y analizado posteriormente por varios grupos desde entonces.

En el artículo publicado originalmente en la revista Science, el Dr. David McKay y su equipo encontraron moléculas orgánicas (conocidas como hidrocarburos aromáticos policíclicos), así como estructuras complejas similares a bacterias terrícolas.

Estructura microscópica encontrada en el meteorito de ALH84001 (Imagen de archivo de la NASA).

Estructura microscópica encontrada en el meteorito de ALH84001 (Imagen de archivo de la NASA).

La imagen que pondría al mundo de cabeza mostraba una especie de gusanillo marciano, visto por medio de un microscopio de barrido electrónico.  De paso habría que decir que los “fósiles” fueron datados con carbono 14 y otros trazadores encontrando que tenían una edad de 3.6 miles de millones de años!.

Uno nunca sabe que puede venir incrustado en un objeto que cayó del cielo, por eso es muy importante dejar que un profesional analice ese trozo del meteorito de Chelyabinsk que Usted compró por internet. De paso podría averiguar si es real y no una simple piedra.

Por supuesto hubo un gran revuelo en los medios. Hasta la revista Time pregonaba en su portada “Vida en Marte”.

Portada de la revista Time del 19 de Agosto de 1996 (colección personal).

Portada de la revista Time del 19 de Agosto de 1996 (colección personal).

Sin embargo, hubo muchas opiniones cruzadas al respecto, y criticas muy duras. La base de datos del Observatorio Smithsoniano tiene 371 artículos científicos relacionados con los hallazgos en el meteorito ALH 84001. Entre las principales razones en contra de que esto fuera una prueba de que alguna vez existió vida en Marte, está el que existen otros procesos que podrían producir las estructuras observadas, como exponer los minerales a  temperaturas muy altas.

En un trabajo mas reciente la Dra. Kathie Thomas-Keprta publicó un nuevo estudio que reforzaba la hipótesis de que estas estructuras tendrían que haber sido formadas por organismos vivos.

La controversia continúa, pero la toma directa de muestras como las que está realizando el Curiosity son decisivas, y quien sabe, hasta podría sorprendernos a todos y encontrar algo vivo.

Los dejo con una animación muy al estilo Pixar (no, no es Wall-E!), que muestra varias fases de la misión, desde su aterrizaje hasta la forma en que usa su pequeño taladro y recorre el terreno.