A un año del sobrevuelo

La nave New Horizons se encuentra a más de cinco mil millones de kilómetros de la Tierra rumbo a su próximo objetivo en el cinturón de Kuiper, un objeto conocido como 2014 MU69. ¿Qué hemos aprendido de este mundo congelado?

Color-Swath-USE-12-10-15

Imagen de Plutón tomada con la sonda New Horizons de la NASA el 14 de julio del 2015. Esta franja de 80 kilómetros abarca planicies, montañas y barrancas. Un ejemplo de la gran diversidad en el terreno de este pequeño planeta. Crédito: NASA/JHUAPL/SwRI

Es difícil elegir una imagen o un resultado que refleje con justicia el trabajo de toda una década. Tan solo en el último año New Horizons nos ha enviado cientos de imágenes increíbles –postales de su viaje sin retorno– todas de gran calidad y con una resolución de apenas unos cuantos metros por pixel, algo nunca antes visto en una misión al espacio profundo.

Sigue leyendo

El día del sobrevuelo

La nave New Horizons acaba de sobrevolar el último de los planetas descubiertos en el siglo XX y el primero de una nueva categoría descubierta a principios del siglo XXI. 

Imagen de Plutón tomada por la nave New Horizons el 13 de Julio del 2015, cuando se encontraba a 768,000 km de la superficie. Imágen cortesía de la NASA.

En La víspera del sobrevuelo puse mi despertador a las 4:30 am para ver la transmisión de NASA TV. Normalmente a esa hora me encuentro en mi quinto sueño, pero en esta ocasión, la levantada valió la pena. La sala de prensa se inundó de emociones cuando una cuenta regresiva marcó el momento en que New Horizons se encontraba en su máximo acercamiento con Plutón a tan solo 12, 500 km de su superficie. Twitter explotaba con el hashtag #PlutoFlyby, ganándole incluso al Chapo Guzmán.

Sigue leyendo

El noveno planeta

Oficialmente, Plutón es un planeta enano, pero muy pronto podría volver a las ligas mayores.

discovery telescope

Edificio que alberga al telescopio de 13 pulgadas con el que se descubrió Plutón. Observatorio de Lowell en Arizona, EE.UU.

Hace 85 años en este edificio de piedra, un joven de Kansas pasaba las heladas noches de invierno tomando fotografías del cielo. Su nombre era Clyde Tombaugh y buscaba al misterioso planeta X. Su determinación le costó dos dedos que perdió por congelamiento; sin embargo, dos dedos no importan cuando se ha encontrado el camino a la inmortalidad.

Sigue leyendo