El cometa que regresó del inframundo

–El infierno–, así debe sentirse la corona solar.

Imagen del Sol obtenida con el Solar Dynamics Observatory durante el momento del perihelio del cometa ISON (que no aparece en la foto). Datos cortesía de la NASA/SDO, HMI, y AIA.

Imagen del Sol obtenida con el Solar Dynamics Observatory durante el momento del perihelio del cometa ISON (que no aparece en la foto). Datos cortesía de la NASA/SDO, HMI, y AIA.

Ayer fue el día de gracias en Estados Unidos, pero para la comunidad astronómica era el día en que el cometa ISON alcanzaría su perihelio. Después de un viaje de millones de años, ese pequeño cuerpo congelado se acercó demasiado al Sol. Como a Ícaro que se le quemaron sus alas, al ISON se le quemó la cola (aunque suene a chiste). Sigue leyendo